LA MANGA DEL MAR MENOR

La familia Maestre y La Manga

La Manga del Mar Menor pertenecía al Estado, pero la Ley de desamortización de Mendizábal de 1855 a 1856 la confiscó en Subasta Pública el 10 de enero de 1863. A partir de este momento pasó a manos de los antecesores de los actuales promotores y urbanizadores, que la compraron por el precio de 31.000 reales (7.750 pesetas).

Sin embargo, no permaneció mucho tiempo en manos de sus nuevos propietarios, puesto que la familia Maestre comienza a comprarla a finales del siglo XIX. En la década de los años 50 del siglo XX la zona norte de La Manga ya se encontraba en manos de Tomás Maestre Zapata, patriarca de la familia en esos momentos.

Mientras tanto, en la zona cartagenera se extendía la finca denominada «la encañizada de Marchamalo», que había sido cedida a José Huertas en 1868 para el establecimiento de una pesquería. Años más tarde pasaría a manos del empresario minero Francisco Celdrán.

Si quieres saber más de la historia de La Manga del Mar Menor

No siempre ha existido el Mar Menor como lo conocemos en la actualidad, porque de hecho no siempre ha existido La Manga.

Al principio (hace muchos siglos…) lo que había era una gran bahía abierta, flanqueada por los diversos relieves de las sierras litorales y prelitorales. Los procesos de erosión y sedimentación provocaron la paulatina colmatación de la bahía. Paralelamente la regresión del Mediterráneo favoreció la emergencia de la barrera rocosa de La Manga, sobre la que sedimentaron limos y arenas.